domingo, 1 de agosto de 2010

la desconocida


Una desconocida me mira desde el interior del espejo. Se ha vestido con mi pijama y lleva mis zapatillas. Se parece mucho a mí. Me mira fijamente con una sonrisa burlona. Todavía es temprano y sé que, otro día más, jugará a ser yo.


***
Una desconocida que, cuando quiere, vive mi vida y utiliza mi propio cuerpo

2 comentarios:

  1. Ah, ya la has encontrado. A tu otra Yo. Vaya, a tu otra Tú.
    No hace falta haber leído Jabberwocky para saber que hay otro mundo ahí dentro (aterrador, desconcertante y sinsentido).

    Mi otra yo nunca parpadea. Nunca la he visto con los ojos cerrados. Eso me inquieta.

    ResponderEliminar